Adolescentes

La adolescencia suele ser una etapa muy compleja en la que nuestros hijos comienzan a cuestionar las normas y valores que nosotros solemos marcarles. El adolescente se debate entre su rebeldía y la autoridad que sigue necesitando mientras que las hormonas tomarán las riendas del comportamiento del adolescente.

Esta transición hacia la edad adulta suele ser muy difícil para muchos padres. El objetivo fundamental de estos límites es asegurar la seguridad del niño pero también proporcionar un determinado orden en la dinámica diaria.

 

Estos límites también ayudan en la construcción de la personalidad del adolescente frente a los cuales éste intentará poner obstáculos surgiendo conflictos propios de esta etapa madurativa de nuestro hijo. Sin embargo, esta rebeldía no debe hacernos dudar sobre la importancia de estas normas para la educación y crecimiento personal de nuestro hijo. Por eso te brindaremos algunas recomendaciones para establecer límites a nuestros adolescentes:

- Es esencial que los adolescentes puedan expresar sus sentimientos, preguntarles qué les sucede, por qué pelean con su hermano o se notan tan enojados.  Es una etapa de grandes cambios emocionales, físicos y psicológicos que suelen expresarse a través de diversas conductas y sentimientos. Potencie sus habilidades y mitigue sus defectos. Si usted está dispuesto a escuchar su opinión, aprenderá a hacer lo mismo. Los gritos sólo harán que su hijo se aísle y aleje de usted.

- Los límites deben ser aplicados en temas que se consideren importantes como los horarios, permisos para salir, etc. Es recomendable que sean pocos límites pero que estén claros y bien definidos.

- Es primordial que los padres sean quienes tengan el control de las rutinas del hogar con respecto a las personas que ingresan a la casa, el tipo de actividades que allí se desarrollarán, etc. Las normas se irán modificando con el paso del tiempo de acuerdo a cómo el adolescente vaya actuando y respondiendo a nuestras decisiones.

- No cambie las reglas de acuerdo a su estado de ánimo o circunstancias. Esto hará que el adolescente sienta que estas normas no son lo suficientemente rígidas y que si insiste en que no quiere hacerlas se lo permitirá. Los horarios y rutinas deben ser cumplidas todos los días, salvo en casos excepcionales que deberán ser explicados a los adolescentes.

- Reconocer cuando cumplen las órdenes dadas. Durante esta etapa surge una falta de reconocimiento de la autoridad y cuestionan las normas de los adultos. Por eso si ha cumplido con lo que le hemos establecido es sugerible que se lo reconozca para que no sienta que es lo mismo cumplirlo o no. Por ejemplo, si ha llegado al horario establecido u obtiene buenas notas en el colegio los felicitaremos y remarcaremos.

- Los padres nunca deben contradecirse delante del adolescente. Antes de comunicarle una decisión o sentarse a hablar con ellos la madre y el padre tienen que conversar en privado y acordar qué le dirán a su hijo y qué consecuencias tendrá el hecho de que no cumpla un determinado límite.

- Permitirles un margen de decisión en las órdenes que le brinda. En el caso de las tareas domésticas decidan en conjunto cuáles serán sus responsabilidades para así lograr mejores resultados.

- El adolescente debe participar en la fijación de nuevas normas para que así no sólo sienta que sus pensamientos son tenidos en cuenta sino también para que aprenda que la negociación es una herramienta muy útil a lo largo de la vida. Además sentirá una obligación mayor de respetar estas reglas porque ha estado involucrado en su creación. Estas reglas deben ser justas y es primordial explicarles el por qué las tomó.

- No ceda ante las presiones del adolescente pensando que esto pasará con el tiempo. Serán habituales sus comentarios sobre “los padres de Carla la dejan ir”, “Lorena puede llegar tarde a la casa y no la regañan”. Estos y otros comentarios pueden hacer dudar de nuestras propias decisiones pero siempre piense en los valores y principios que usted quiere inculcarle a su hijo. En estos casos es recomendable que hable con él y le diga que ellos deben conocer y respetar las normas de su casa. Cada familia es distinta y las reglas que aplican también por lo que debe explicarle que no todos podemos adoptar las mismas medidas. Recuerde que forma parte de la adolescencia cuestionar el sistema que la controla e intentará constantemente ir más allá de estos límites.

- Es primordial que la comunicación con el adolescente sea amable y cordial. El establecimiento de un límite no significa de ningún modo que debe haber tensión o gritos por parte de los padres. Estas reglas no deben ser explicadas como si fueran un castigo o una amenaza sino que debemos comentarles nuestras razones sin entrar en discusiones que nos puede llevar a perder el control de la conversación.

Acerca de Perfect Smile

PERFECT SMILE cuenta con un equipo de Dentistas en Panamá que se encuentra a su disposición y con las mejores calificaciones que garantizan sus servicios. Nuestras modernas clínicas están ubicadas en Albrook, El Carmen y El Dorado para su conveniencia.

Ubicación

Albrook
Avenida Omar Torrijos, Centro Comercial PanCanal Plaza; 1° Piso, Local #105

El Carmen
Vía Grecia; Edif. Royal Plaza; Local #2

El Dorado
Boulevard El Dorado, frente a Friday's.

+507 315 0007

Conecta con nosotros

Inscríbete en nuestro boletín:

JoomlaMan